ESPADAS   PARA   LA   PAZ

 

               Cuenta la bella historia que en una región  hermosa,  por su gran diversidad de paisaje, la cual estába ubicada en un lugar secreto América; habían varias tribus de indígenas que vivían allí y que tenían sus costumbres y sus leyes en una época en que todavía el mundo europeo  no sabía que el Continente Amerindio existía.

               De las miles de tribus allí existentes, dos  eran las que predominaban por la cantidad de indígenas y por la extensión territorial que ambas  tribus controlaban, el ambiente era amigable y se respiraba paz, amor y tranquilidad, definitivamente la caza, la pesca y la cosecha de plantas  era algo que les proporcionaba abundancia, variedad y bienestar.

               Los dos caciques de ambas tribus hacían encuentros alegres y amigables, fiestas y competencias entre las dos comunidades indígenas, esto hacía que apareciera el amor entre los seres de ambas tribus y de esta manera empezó una integración y un crecimiento en equipo, que fue haciendo que el poder y los territorios de ambas tribus fueran creciendo y también de que otras tribus más pequeñas se fueran uniendo a las tribus mayores.

               Las únicas armas que ellos conocían eran las lanzas y las flechas y las tenían destinadas estrictamente para la caza y la pesca, estas armas eran fabricadas  y solo se hacían la cantidad que los dos caciques acordaran, éstas flechas y estas lanzas se les daba a los hombres que cada tribu tenía dedicados a la captura de las animales y peces que  consumían en las dos tribus.       

Un indio de nombre Olam , de una de las tribus menores, poco a poco se fue ganando la confianza de los dos caciques de las dos tribus mayores y llegó a ser consejero especial de los dos caciques, inclusive fue premiado con grandes privilegios por parte de los dos Jefes indios.

                 Olam una  forma misteriosa apareció con una afilada espada metálica, que se cree que la encontró en el fondo del mar, dentro de las ruinas de un viejo velero con procedencia desconocida, que naufragó en la región y que para todos los indígenas, era considerado como un lugar sagrado, pues reconocían que esa nave era mucho mas fuerte que las balsas que ellos fabricaban.

               Un día Olam se le acercó a uno de los dos jefes y mostrándole la espada de manera muy secreta, le dijo que el otro jefe de la otra tribu estaba haciendo esas espadas, porque quería matar a todos los hombres de su tribu y quedarse con todas las riquezas, la tierra, las mujeres y los niños de su tribu.

                Esto hizo que ese gran cacique entrara en un estado de alerta, de panico  y de rabia absoluta, pues se sentía burlado y humillado por el otro jefe. Sin embargo Olam le sugirió a este jefe que se hiciera el inocente pero que buscara de manera secreta y urgente prepararse para una futura guerra y que si necesitaba armas de esas el  podía ayudarlo, pues Olam tenía la manera de conseguírselas.

               De igual manera hizo lo mismo con el jefe de la otra tribu, logrando iguales resultados pero con la diferencia de que este Cacique le quitó y le confiscó la espada y llamando a su anciano de confianza le pidió que la escondiera  en un lugar , al cual nadie tuviera acceso, esto incluía al mismo indio Olam.

               La desconfianza, el desamor y el desencanto empezaron a reinar poco a poco en el lugar, el mismo Olam sintió en lo mas profundo de su corazón  un dolor muy grande; las mujeres empezaron a negarse a compartir mas con hombres de la tribu opuesta y los niños dejaron de jugar y compartir como antes, trayendo con esto mas tristeza y desolación para ambas tribus. Los hombres empezaron a afilar sus lanzas pero ahora pensando en atacar a los hombres de la otra tribu, la situación era muy tensa y complicada.

               Una mañana de forma misteriosa desapareció de la tribu el anciano que había escondido la espada, de la misma manera también se llevó el gran secreto del lugar donde la guardó. El cacique de esa tribu en actitud firme y decidida pidió un encuentro a solas con el cacique de la otra tribu, todo parecía indicar que una gran batalla estaba a punto de darse.

                La respuesta del otro gran Jefe Indio no se hizo esperar, así de forma  inmediata se acordó como el lugar para el diálogo de los dos grandes Jefes la rivera del gran río que conocían como el río Yumse  que bajaba de la parte montañosa y que gracias a sus aguas, las cosechas y los frutos de  la región  eran abundantes y constantes.              

               Aquel sitio era todo un paraíso por su encantador entorno con plantas de bellas flores y lindas aves y mariposas con los colores mas vistosos y alegres; sin lugar a dudas, ellos habían elegido el lugar perfecto; la belleza y el colorido del lugar hizo que su encuentro estuviera acompañado por una paz y una calma natural extraordinaria.

                Ninguno de los dos se atrevía a iniciar la charla, mas bien se entretuvieron mirando el elegante vuelo de un águila que hacía muchos años no se veía por el lugar, esto también los inquietó mas, pues según la tradición el águila para los pueblos indígenas era señal de Alerta, de Cuidado y de mucho Peligro.

               Pero así como no hay plazo que no se venza ni promesa que no se cumpla, uno de los dos Jefes con voz fuerte pero pausada, le reclamó al otro por el asunto de la espada, la respuesta del otro gran Jefe fue exactamente la misma reclamación, entre las respuestas del uno y las reclamaciones del otro en ningún momento se mencionó a Olam, puesto que ambos jefes eran hombres de criterio y personalidad que en ningún momento iban a nombrar al  informante.

               Estando en tan complicada situación llegó al lugar el anciano que había desaparecido y que había escondido la espada, gritando fuertemente les pidió a los dos jefes que lo escucharan pues les traía una noticia que podía hacer cambiar las cosas, los dos jefes se miraron y  le dijeron que de manera rápida les contara el asunto, el gran hombre les mostró unas  espadas y les dijo que en las ruinas del barco del lugar sagrado,  había encontrado esas peligrosas y mortales espadas iguales a la que su Jefe Indio le había confiscado a aquel hombre y que además en el fondo del mar quedaban muchas mas espadas, que alcanzaban para armar a miles de indios las tribus.

                El jefe de la otra tribu al no escuchar el nombre de Olam y confirmar que las espada era igual a la que Olam le había mostrado, inmediatamente propuso que nuevamente los dos jefes debían quedarse solos pues él tenía una preocupación muy grande que solo después de dos días y dos noches de meditación y tres amanaceres de ayuno, se pronunciaría tomando una determinación definitiva, que por lo tanto él le proponía eso al otro jefe para que la decisión que tomaran, estuviera acompañada por el buen juicio y la razón.

               Así, después de esas palabras, el anciano mensajero de las noticias, levantó las nueve espadas las cuales de acuerdo a petición de su gran Jefe Indio, debería poner en el mismo lugar donde tenía la espada que se había  confiscado;  los dos jefes se retiraron cada uno hacia un sitio distante del otro y de ésta manera iniciaron sus respectivos  análisis y estudio del grave problema.

               Uno de los Jefes Indios atravesó nadando el gran río y se fue para el frente, lugar en donde había un lago pequeño que se había formado y era alimentado por las aguas del Yumse. Allí pasó la noche y estuvo pensando muy  preocupado de que Olam le había dicho la verdad y que las nueve espadas que el indio de la otra tribu les había mostrado era la confirmación de que ellos si estaban fabricando esas espadas en grandes cantidades y que se habían inventado la historia de que el anciano las había encontrado en las ruinas de la embarcación.

               Por la otra parte el Jefe de la otra tribu, también se preguntaba que las espadas encontradas por su noble anciano, más la que aún quedaban en el fondo del mar, eran las que los indios de la otra tribu estaban fabricando y escondiéndolas allí, pues ese era el lugar perfecto para nunca encontrarlas; sin embargo también se preguntaba del porqué Olam no había visto  todas las que aún quedaban en el fondo del mar en las ruinas de la embarcación?, así entre ideas inquietantes y sospechas y mas sospechas, este Jefe se encontraba en la misma posición que el otro gran Jefe, sin embargo le pedía al espíritu del gran río que lo iluminara y le revelara una sabia decisión por el bien de su tribu.

               El manto de la segunda noche volvió a arropar a los dos grandes Jefes en sus meditaciones y averiguaciones, cumpliendo así con el primer día de ayuno y esperando que la frescura de la noche y algún sueño mágico le diera la respuesta, ambos Jefes se recostaron en su respectivo lugar esperando que la Madre Naturaleza de alguna manera interviniera por el bien de la Paz y la Armonía de la región. El vuelo de algunas mariposas nocturnas y la presencia de los búhos y la lechuzas fueron los compañeros del sueño de los  dos Jefes. 

Los rayos del sol acariciaron el rostro de ambos Jefes Indios, un nuevo día que debía ser recibido y agradecido por la comunidad indígena, esa era parte del ritual que ambas tribus celebraban , las mujeres en cada tribu se continuaban con la tradición mientras los dos jefes llegaban a una  decisión final. Los niños ese día compartieron nuevamente y las mujeres parecían esperanzadas en que la  situación se iba a superar.

               Por su parte ambos jefes miraban que en la orilla del río Yumse unos bellos peces de lindos colores , jugueteaban y saltaban como nunca antes se había visto, la mañana completa se les fue en tan maravillosa experiencia, de verdad que se impactaron mucho con lo que pasaba

 

Lo más extraordinario es que los peces tenían una hermosa aleta que terminaba en forma de espada, la cual hacían ver  como una señal de Amor y de Amistad, pues curiosamente los peces estaban celebrando en ese bello lugar  el hecho de que las hembras, podían pasar del río al lago y allí de forma increíble y espectacular, las mamás pececitas iban a alumbrar o a “parir” miles de pececitos o alevines.

Esta especie de peces pertenece a los ovoviviparos, peces que tienen la facultad de que las hembras cargan los huevos dentro de su abdomen y a medida que los huevos eclosionan , ellas van arrojando o “pariendo” los bellos pececitos, buscando aguas tranquilas y lugares con mucha vegetación para proteger a sus crías..

                 El otro jefe que tenía la bella oportunidad de presenciar el parto de las Mamás Pececitas  en el lago, no se aguantó las ganas al ver tan bella fantasía y espectáculo y gritando de manera alegre y atenta le pidió al otro Jefe que viniera a ver eso con sus propios ojos, para que notara la gran cantidad de pececitos que empezaban a nadar a lo largo y lo ancho del pequeño lago., el otro Jefe agradeció en lo profundo de su ser la bonita invitación, pero su respuesta fue dura, firme y contundente, solo se atrevió a contestar: ¡ Gran Jefe, Muchas Gracias ¡ pero solo hasta mañana debemos hablar, quedando así demostrado que aún no era el gran momento para el encuentro.

                 De esa forma un nuevo atardecer pintó de rojo el bello cielo de Centro-América, abriendo el marco para que las azules y brillantes estrellas acompañaran en su segunda noche el retiro y el sueño de los dos grandes hombres.

                 Parece que el contemplar la bella danza de los espadas,  hizo que el sueño acudiera mas rápido en los dos Jefes, ambos se internaron en el mágico mundo de los Sueños y el descanso.

                  El misterio aún incomprendido por las generaciones actuales del significado y los mensajes o las revelaciones de los sueños, una vez mas se presentó en esa inolvidable noche, pues el jefe que no quiso aceptar la invitación a contemplar el bello parto” de las mamás espadas, tuvo un inquietante y revelador Sueño.

                 En el sueño aparecía Olam ahogándose en el río, pero que lo curioso era que el gran río en vez de llevarlo en sus aguas hacia abajo, como debía ser lo normal, mas bien lo sumergía fuertemente y lo empujaba sin compasión  pero hacia arriba, o sea al contrario.

                 En el amanecer del nuevo día, después de la oración de agradecimiento y cumpliendo cabalmente con su tercer amanecer de ayuno, ambos Jefes se saludaron y decidieron hablar, para ello el Jefe que tuvo el sueño se lanzó al agua y atravesó el río, al llegar a la otra orilla quedó extasiado con el bello color plateado que salpicaba y relucía sobre las aguas del lago, era el resplandor de los rayos del sol que al reflejarse sobre el plateado de los miles de pececitos lograba tan bello efecto óptico.

                  Los dos Jefes se saludaron y se inclinaron ante el sol como muestra de Amor y de Respeto, dando a entender con esto que el Astro rey, es la fuente primaria de energía sobre la Tierra, de alguna forma ambas tribus lo consideraban como el Dios de la fertilidad y de la abundancia.

 

                

                  

Los dos jefes  iniciaron hablando de los bellos peces espadas y acto seguido el gran Jefe del sueño, narró su contenido al otro, éste no encontró ninguna explicación al respecto y  decidieron que los consejos de ancianos de ambas tribus, fueran quienes trataran de darle el significado al sueño.

De esta forma fueron convocados los ancianos de ambos consejos y para las tres de la tarde encontraron la gran respuesta al sueño :

“ Gran Jefe el mensaje es corto y contundente: para entender el significado del sueño simplemente debes apuntar el nombre del gran río y el nombre del hombre que se ahogaba en el, luego solo debes leerlo al revés y allí está el significado. Yumse olam al revés se escribe esmuy malo”.

                    Como ambos Jefes sabían que Olam había sido el hombre de la malvada y mal intencionada historia, comprendieron que el mensaje era claro y evidente, Olam había descubierto la gran cantidad de espadas en las ruinas del barco naufragado y seguramente se las pensaba vender poco a poco a ambos caciques, inclusive el mismo Olam lo admitió y  se le dió por castigo el ser expulsado de ambas tribus, castigo que Olam acogió con gran pesar y muchas lágrimas,

                

Después de esto  se reunieron en el lago de los peces espadas, el jefe mandó a traer las espadas que había mandado a esconder  y en un acto lleno de Sinceridad, le regaló la mitad  al otro Jefe, acordando  que estas  serían el símbolo de recordación del solemne evento,  que será reconocido por los todos los pueblos como “Espadas para la Paz”, desde ese día el lago de las Mamás Espadas, quedó como una reserva natural en la cual nadie se puede bañar, mucho menos pescar, las espadas que quedaban en el fondo del mar serían recortadas y usadas para trabajar la tierra  y para labores del campo o para usarlas en contra de algún enemigo, fue así como las espadas fueron convertidas en los machetes que hoy conocemos en Amerindia.

Esta historieta hace parte de una bella actividad en la que intervienen directamente los peces aquí mencionados

En la actualidad existen miles de Olam asesorando los hombres de gobierno del mundo entero, ofreciendo sus armas y clavando cizaña, rencor y enfrentamiento entre muchas naciones hermanas.  Pidámosle al gran espíritu de Planeta, así como los dos caciques le pidieron al espíritu del río,  para que ilumine las mentes de nuestros gobernantes, y NO se dejen conducir a esa horrible y fatal carrera armamentista.

 

Que se preocupen por las prioridades de cada pueblo como son la educación, la salud, la vivienda y el desarrollo de sus naciones dentro del orden y del respeto por la vida y por el medio ambiente, la Tierra es la catedral sagrada que los seres humanos debemos, cuidar, amar y proteger.

Es momento de reflexión, hagamos lo que la naturaleza nos enseña, en esta bella historia comprobamos que las espadas de estos bellos peces, son usadas por los machos para mostrar su elegancia y su colorido y nunca como arma mortal.

SI QUIERES CONOCER LOS BELLOS PECES

.

Por Fajil

Historia 114 © todos los derechos reservados

 
Ficha   Científica  del:
XIPHOPHORUS  HELLERI-ESPADA
 
                    

                       Definitivamente esta preciosa variedad de pez tropical, es una de la que mas embellece y adorna los acuarios que tienen el honor de hospedarlo, su alegre nadar es como un mágico ballet que pasa y repasa las peceras de manera alegre, divertida y elegante.

                       Su voracidad o capacidad para comer casi todo tipo de alimentos, lo mantiene en continuo movimiento. Otra de sus grandes virtudes es su enamoramiento o conquista hacia las hembras que lo acompañan, las cuales parecen estar siempre mas dispustas al encuentro con el macho que tenga la espada mas vistosa, larga o pronunciada, nada tiene que ver la longitud de su adornada espada con su sexualidad, pues definitivamente el gonopodio u órgano sexual masculino, es casi en todos los machos espadas del mismo tamaño. Sin embargo la preferencia por la pronunciación, colorido y forma de su aleta ventral, es algo muy especial que los machos espadas parecen entender y demostrar.

                        La misma aceptación de las hembras de su especie por la vistosidad de su cola, parece que es compartida por las hembras de la especie de los Platies, las cuales llegan en un momento dado  a elegir al macho espada por encima de la variedad del Platy, esto ha enriquecido aún mas el bello hobbie del acuarismo, pues gracias a esta hibridación o cruce, han aparecido muy bellos ejemplares como el que abajo vas a ver

                        Los peces Espadas, científicamente clasificados como Hiphophorus Helleri, pertenecen a la familia de los Poeciliiadae ( Poecilidis). Subfamilia de los Poeciliinae.

                        Orden de los Cyprinodontiformes.  Clase Actinopterigios ( Peces con aletas radiadas ); nombre de base Espada Verde o Green Swordtail, aunque tambien existen mas  variedades como la roja (Red) y una gran diversidad de hibrídos dentro la misma especie y como ya dijimos antes, se mezclan mucho con los Platies. En estos momentos  se están haciendo trabajos muy interesantes de laboratorio con híbridos de la variedad Espada con otras especies de peces ovoviviparos, en Universidades de mucho prestigio de Estados Unidos, Europa y Japón.

                        Pez originario del area del Sureste de los Estados Unidos, atravezando centro-America; en Sur América se han encontrado en estado salvaje muchos ejemplares en Colombia, Venezuela y Brasil; frecuenta lugares con  frondosas plantaciones de poca profundidad y gusta de aguas con  corrientes rápidas y calientes, ojalá con temperaturas entre los 25 y los 35 grados Centígrados o 75 a 90 grados Farenheight.

                          Habita en las aguas cuyo Ph promedie entre los 7 y los 8, la dureza de las aguas debe estar entre los 9 y los 19 (GD), aunque también tiene la gran virtud de acomodarse en aguas con bastante dureza, asunto que lo convierte en uno de los peces ideales para aquellos acuaristas que no gustan mucho de hacer la renovación o la limpieza de las peceras.

                         En esta variedad los machos alcanzan un tamaño de hasta 14 centímetros o 5 1/2" pulgs y las hembras llegan a medir hasta 16 centímetros o 5 1/4" pulgs.

                         KBCITA Y DINKY tienen una gran campaña con esta variedad de peces, porque a pesar de que los machos desarrollan unas espectaculares y hermosas espadas en su región ventral, las cuales se desprenden desde sus aletas caudales, dichas espadas son simplemente de adorno, de elegancia y de distinción, en pocas palabras es como un llamado que la Madre Naturaleza nos dá,  para demostrarnos que lo que en otra  época era un arma mortal ( la espada ) en este precioso animal se convierte en un elemento de armonía, vistosidad, paz  y encanto, asunto muy distante de la violencia, la maldad y la tragedia.

                          Existe una bella historia de  KBCITA Y DINKYque saldrá en una futura campaña en la cual los peces espadas, serán adoptados en muchos hogares del mundo como un símbolo de Paz y de Amor; Si deseas conocerla dá un click sobre cuaquiera de los peces que ves abajo.